sábado, 23 de junio de 2012

Feria de MADRID 2012 (2ª parte)


9:00: Nos levantamos con otro plan para pasar el día. Yo no he pegado ojo en toda la noche, pero tampoco tengo sueño. ¡Al contrario! Estoy ansiosa por ponerme en marcha porque hoy le pondré piel y voz a unas buenas amigas del facebook.
Me ducho rápido, me visto, y bajo con DQ al comedor. Allí desayunamos entre ingleses y japoneses. Salimos del hotel y nos metemos en la primera boca de metro. Mi tía introduce su ticket de metro en la máquina, pero se queda atrapada en el torno, como una ballena varada. Yo paso sin ningún problema y me muero de la risa desde el lado de “viajeros admitidos”, mientras veo como DQ habla con un guarda para que también la admitan. Por fin le solucionan el problema del ticket y podemos subir al metro. Me empiezan a llegar whatsapp de mi amiga Rocío “Nosotros ya estamos en el Retiro”. Tecleo rápidamente “Nosotras vamos de camino”. Con las prisas, echo un pie para bajarme en la parada. Mi tía me rescata.
DQ: — ¿Adónde vas?, todavía no hemos llegado. A este paso voy a tener que atarte una cuerda para que no te pierdas.
Yo: —No, no, te prometo que me portaré bien, ya no haré más cafradas —le digo sin estar nada segura.
Mi tía tampoco me cree.

Nos bajamos cerca del Retiro y buscamos la manera de acceder al recinto. Me empiezan a llegar más whatsapp, esta vez de mi amiga Cristina. Le contesto y recibo otro de mi amiga Enone. También le contesto a la vez que cruzo carreteras, esquivo a personas y continúo andando ilesa. Soy superwoman.
Logramos encontrar una entrada, pero está justo al otro lado de donde se celebra la feria. Vaya por Dios. Atravesamos veredas, fuentes, y el famoso estanque de las barquitas, hasta que divisamos los puestos de libros. Mi móvil me avisa de que tengo otro whatapp de Rocío “¿dónde estáis? Os estamos esperando en la caseta 51”. Levanto la cabeza para saber a que altura nos encontramos “caseta 235”. Vaya por Dios, habrá que seguir caminando.
Llegamos al punto de encuentro con la lengua fuera y allí se produce un momento mágico: le puedo dar un abrazo a Rocio, después de años intercambiando mensajes, opiniones y llamadas de teléfono. También puedo conocer a su hija (mi sobrina madrileña), a su marido Fermín, y a alguien más... ¡al famoso escritor Blue Jeans!, que se está tomando un café con ellos pero que enseguida se tiene que ir porque empieza su firma de libros. Le saludamos o despedimos, según se mire, y nos sentamos a pedir algo nosotras también. Me continúan llegando más whatapp de mis otras dos amigas. Nunca imaginé que algo tan simple, como el hecho de quedar con alguien, se volviera una misión imposible.
De repente Fermín, el marido de Rocío, me interrumpe mientras estoy contestando al whatapp, para decirme que a unos metros hay una rubia abstraída como yo, en su móvil. Salgo corriendo cual Lady Laura, con los brazos abiertos.
Yo —¡Cris, cris, aquí, cris! ¡estoy aquí!
Ella levanta la mirada de su teléfono, con cara de “¿quién coño es esa pirada que grita mi nombre?”. Y cuando me ve se tranquiliza, me sonríe, y nos abrazamos. Su novio, a su lado, flipando con la escenita de Love Story. Les invito a unirse al grupo y pasamos un rato estupendo, charlando y haciéndonos fotos.



Luego se une Yuliss Hale, la fundadora del grupo “novelas de amor oscuro”y su amiga Tamara. Ambas están emocionadísimas porque han conocido a muchos escritores y les han firmado los libros. Decidimos dar un paseo por la feria, a la espera de unos amigos más, y por allí vemos a escritores famosos, como; Lucía Etxevarría, Fernando Sanchéz Dragó, Boris Izaguirre, etc. Por ahí también se encuentra Arturo Pérez Reverte.
Entonces me llega otro whatapp de mi amiga Enone: "¿dónde estáis? Porque nosotros acabamos de pasar por la caseta 51 y no os vemos”.”Es que ya no estamos ahí” le respondo “ahora estamos por la 215”. “¡Mierda! No os mováis”. Me guardo el móvil en el bolsillo. Yo sé de uno que también va a tener agujetas mañana... Al fin nos reunimos todos y somos una tropa muy completa; con novios amorosos y resignados, acompañantes de amigas, fanáticas literarias, una mini lectora en potencia y una super tía muy molona.

(Exactamente, todos estos somos. Foto que pasará a la posteridad por los siglos de los siglos, amén)




(Aquí la escritora Enone, firmándome su libro "Eterna Oscuridad")



Después de una intensa tertulia literaria, nos vamos a llenar el buche a un local que queda a tomar viento, pero que Enone asegura que está ahí cerquita. La madre que la hizo, porque me firmó el libro y porque su novio David es un bendito que no merece quedarse viudo, que sino... En ese sitio, seguimos repasando el panorama literario. Nos acordamos de Marta, de María y de muchas más. Pero nos seguimos haciendo fotos para dar envidia. Más tarde llega el momento dramón del quince: la despedida. “Promete que me llamarás cuando llegues”, “te lo prometo”, “prométeme que no me olvidarás”, “no podría aunque quisiera”. Algo así pero menos pasteloso y lésbico.
Ya solo quedamos cinco gatos, y nos vamos a tomar un helado.

(Mamá pata y sus polluelos)


Luego volvemos a la feria del libro, más pateada. Sigo pensando que David es un santo. Recorremos las más de trescientas casetas, más pateada. Nos despedimos también de Enone, su amiga y de San David.
Mi tía DQ, y yo buscamos una boca de metro, más pateada y encima cargadas de libros. Reponemos fuerzas en el mismo sitio del mediodía, comiendo y... bebiendo.

(Empinando el codo)

 Tres horas más tarde y diez jarras más...



Salimos del local, yo mareada por la brisa alcohólica de la noche, y regresamos al hotel. Más pateada.

Continuará...

9 comentarios:

  1. ¬¬ que suerte poder disfrutar de estas cosas. A nosotras nos tienen en el olvido total ...
    Me ha encantado ver como disfrutaste del día :)

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajaja Aqui Cris, que efectivamente en un primer momento no te reconoció, jajajaja soy lo peor!!jajajaj

    Ainss, que bien me lo pese con todos, como lo disfruté. El año que viene repetimos, ehh!!

    muchos besos mi niña!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Raquel, me gustó tu blog, me pareció muy ameno.
    Te sigo.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  4. jejeje, muy buena crónica. Se me había escapado el leerla antes. Yo me he quedado con ganas de ir a la Feria, a ver si el próximo año por fin se da una buena oportunidad, porque parece muy divertido (aunque a decir verdad, vosotras os lo habéis montado fenomenal). Un beso

    ResponderEliminar
  5. Y por qué yo creía que había comentado la entrada? La verdad que se hizo corto, muy corto. Para el año que viene más. Besos mi niña

    ResponderEliminar
  6. Jajaja!! me ha encantado la crónica, aunque he de decir que la envidia me corroe ;P pero es sanaa (o igual no tendré que analizarlo)
    Qué guapas estáis en las fotoooos!! Y me suenan un algunos rostros *O* qué iluuu!!
    Espero poder ir a la próxima.
    Un beso enorrme.

    ResponderEliminar
  7. hola, quiero decirte que me gusto mucho tu blog,porque tienes un estilo único. ya tienes un nuevo seguidor.
    ___________________________________
    Fotomontajes Gratis

    ResponderEliminar
  8. Hola me hago seguidora del blog, me encanta, te invito a te pases por el mio. Un besito desde
    http://actualentodo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Muy buena crónica, se ve que os lo pasateis genial.
    Besos, Cassia.

    P.D: Hay un sorteo activo en mi blog, ¿te animas?
    http://divergentesmentalmentedesorientadas.blogspot.com.es/2013/09/sorteo-sorpresa-450-seguidores.html

    ResponderEliminar